Juego para tener las estrellas en tus manos

Todos queremos conocer nuestro propio destino, escoger a nuestros socios con prudencia, evitar problemas en el amor, tener salud y que nos vaya bien en los negocios simplemente para una cosa: ser felices. Nos encanta jugar a que tenemos poderes especiales y aunque realmente es un simple juego, en el fondo pensamos que tenemos ciertas capacidades, quien diga lo contrario estaría mintiendo. Pues mediante la combinación de la teoría astrológica y elementos de juego únicos, la Astrología es posible en nintendo DS gracias a sus minijuegos y sin duda tienen la herramienta definitiva para todos los que se preocupan por su futuro. Con horóscopos diarios, una matriz de compatibilidad para encontrar a tu pareja y una academia de aprendizaje sobre tu signo del zodiaco, es el primer juego de astrología integral creado por Nintendo. Además, los horóscopos de tu vida diaria se complementan con consejos que te darán información a largo plazo a la hora de tomar tus decisiones. Por último, decir que el juego está optimizado para Nintendo DS, y tiene rompecabezas y concursos que completan el juego con los que tendrás unas ganas terribles de volver a jugar.

Tagged , , , ,

Se han encontrado estrellas huérfanas en lo que es la cola de una gran galaxia

Un equipo de astrónomos ha hallado patentizas de la capacitación de estrellas en una larga cola de gas que se desprende de su galaxia materna. Este descubrimiento sugiere que las estrellas “huérfanas” pueden ser considerablemente más frecuentes de lo que se pensaba.

La cola, afín a la de un cometa, fue observada en rayos X por el Observatorio Chandra de la NASA y en luz perceptible por el telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR), en Chile. Con una extensión de más de doscientos cero años luz, su origen se halla en el gas liberado por la galaxia ESO ciento treinta y siete-uno al precipitarse cara el centro de Abell tres mil seiscientos veintisiete, un cluster gigante de galaxias.

Esta imagen compuesta por luz perceptible y rayos X muestra una cola creada al hundirse una galaxia dentro de un cluster, dejando tras de sí material y estrellas en capacitación. Los rayos X (en azul), detectados por el Observatorio Chandra, se extienden unos doscientos cero años luz tras la galaxia, llamada ESO ciento treinta y siete-uno y ubicada en el rincón inferior izquierda de la imagen. Las emisiones de luz por el hidrógeno (en colorado), conocido por los astrónomos como “H-alfa”, y el progresivo de luz perceptible (en blanco) fueron captadas por el telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR), en Chile. La mayor parte de las estrellas de la imagen son objetos ubicados en primer plano y pertenecientes a la Vía Láctea, en tanto que la línea visual cara el lejano cluster galáctico se halla cerca del plano de nuestra galaxia. La imagen muestra asimismo múltiples galaxias del cluster.
Crédito: rayos X: NASA/CXC/MSU/M. Sun et al. Visible: SOAR(MSU/NOAO/UNC/CNPq-Brazil)/M. Sun et al.
Imagen de alta resolución (TIFF).
“Esta es entre las mayores colas observadas hasta ahora”, conforme Ming Sun, de la Universidad Estatal de Michigan y directivo del estudio. “Y resulta que se trata de una fuente enorme de creación, no de destrucción”.

Las observaciones señalan que el gas de la cola ha dado sitio a la capacitación de millones de estrellas. Estimando que la enorme cantidad de gas y polvo que es precisa para el proceso de capacitación estelar acostumbra a encontrarse solamente dentro de las galaxias, los astrónomos consideraban totalmente poco probable que se pudiesen formar grandes cantidades de estrellas fuera de una galaxia.

“Esta no es la primera vez que se observa la capacitación de estrellas entre galaxias”, explicó Megan Donahue, miembro del equipo y asimismo de la Universidad de Michigan. “Sin embargo, el número de estrellas que se está formando en esta zona no tiene parangón”.

Las patentizas de la capacitación de estrellas en esta cola de gas incluyen hasta veintinueve zonas de hidrógeno ionizado que emiten luz perceptible y que se considera procede de las nuevas estrellas. Todas y cada una estas zonas se hallan aguas abajo de la galaxia, en el interior o bien cerca de la cola. Además de esto, cerca de ellas se encuentran 2 fuentes de rayos X, otro rastro de la capacitación de estrellas. Los estudiosos piensan que las estrellas huérfanas se formaron en los últimos diez millones de años.

Las estrellas de la cola de esta veloz galaxia, que se halla a unos doscientos veinte millones de años luz, se hallarían considerablemente más apartadas que la enorme mayoría de estrellas existentes en las galaxias.

“De pacto con nuestros estándares galácticos, podemos estimar que estamos ante estrellas exageradamente solitarias”, aseveró Mark Voit, otro miembro del equipo de la Universidad de Michigan. “Si brotó vida en un planeta de esta zona, seguro que contarían con unos cielos muy oscuros”.

El gas que dio origen a las estrellas huérfanas se apartó de su galaxia materna por la presión inducida por el movimiento de la galaxia a través del gas que a millones de grados domina el espacio intergaláctico del cluster de galaxias. Al final, la mayoría de este gas va a ser arrancado de su galaxia, menguando la materia prima para la creación de nuevas estrellas y deteniendo de forma eficaz la capacitación de más estrellas en la galaxia.

Este proceso puede representar una etapa esencial mas corta de la evolución de una galaxia. Si bien supuestamente poco usuales en el cosmos actual, las colas galácticas de gas y las estrellas huérfanas fueron muy habituales hace miles y miles de millones de años, cuando las galaxias eran más jóvenes y ricas en gas predecesor de estrellas.

Estos resultados van a ser publicados en el número de diciembre de la gaceta The Astrophysical Journal. El Centro Marshall de Vuelo Espacial de la NASA, en Huntsville, Alabama, administra el programa Chandra para el Consejo de Administración de Misiones Científicas de la NASA. El Observatorio Smithsonian de Astrofísica controla las operaciones científicas y de vuelo desde el Centro Chandra de rayos X, en Cambridge, Massachussets.

Por su lado, el telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR) es un proyecto conjunto de la Universidad Estatal de Michigan, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Brasil, la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, y el Observatorio Óptico Nacional de Astronomía.

Tagged , ,

Los agujeros negros del Universo son frecuentes

Los orificios negros, que hasta hace prácticamente medio siglo eran ignotos en la astronomía, realmente abundan en el Cosmos, conforme los últimos descubrimientos de los telescopios espaciales “Chandra” y “Spitzer” de la NASA

Existen por cientos y se esconden en las más sucias galaxias, a miles y miles de millones de años luz de la Tierra, señaló en un comunicado el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la agencia espacial estadounidense.
Esos orificios negros representan solo un segmento de una población perdida y el descubrimiento implica que hay cientos de millones, señaló.
Asimismo forman la primera patentiza directa de que en sus primeros tiempos la mayor parte de las mayores galaxias del cosmos crearon monstruosos orificios negros en sus núcleos, conforme JPL.


Los orificios negros, son concentraciones de masa galáctica tan grandes que ningún objeto, ni tan siquiera la luz, puede escapar a su fuerza gravitatoria.
“Habíamos visto la punta del iceberg en la busca precedente de estos objetos. Ahora podemos ver el iceberg completo”, apuntó Mark Dickinson, científico del Observatorio Nacional Óptico en Tucson, Arizona.
Conforme un informe del descubrimiento que publicará la gaceta “Astrophysical Journal” en su número de noviembre, a lo largo de décadas se había dado por perdida a una vasta población de orificios negros activos.
Esas estructuras de enorme actividad energética se conocen asimismo con el nombre de quásares y están formados por una nube de gas y polvo galáctico que los rodea y los nutre.
En ese proceso los orificios negros aumentan su temperatura y emiten rayos X, lo que los hace perceptibles a los telescopios espaciales como el “Spitzer” y el “Chandra”.
“Hasta hace treinta años sabíamos que debía haber más quásares en el Cosmos. Mas, hasta el momento, no sabíamos dónde encontrarlos”, señaló Emanuele Daddi, astrónomo de la Comisión de Energía Atómica, quien encabezó el estudio.
En un inicio los científicos proyectaban efectuar una investigación de mil galaxias de donde brotan estrellas y en las que no había quásares, conforme creían.
Esas galaxias tienen una masa afín a la Vía Láctea que cobija a nuestro sistema solar y existieron en un instante en que el cosmos estaba en medio de su existencia, esto es hace unos seis mil quinientos y siete mil millones de años.
El comunicado de JPL señaló que cuando los astrónomos enfocaron la cámara de rayos infrarrojos del “Spitzer” apreciaron que cerca de doscientos de esas galaxias emitían una cantidad infrecuente de luz infrarroja.
Por otro lado, los rayos X captados por el “Chandra” pusieron al descubierto que esas galaxias escondían enormes quásares tras el polvo galáctico.
Conforme JPL, los quásares descubiertos ayudan a esclarecer interrogantes esenciales sobre la evolución de las galaxias y sugieren que sus choques no son tan esenciales en esa evolución.
“Los teóricos creían que la fusión de galaxias era la que comenzaba la actividad de los quásares. Mas ahora sabemos que están activos en galaxias inertes”, apuntó David Alexander, científico de la Universidad de Durham (R. Unido) en el informe de JPL.
“Es tal y como si hubiéramos estado estudiando a ciegas un elefante sin saber de qué animal se trataba”, señaló David Elbaz, de la Comisión de Energía Atómica. “Ahora vemos este elefante por primera vez”, añadió.
Conforme JPL, los resultados de este estudio coinciden con los efectuados por el científico italiano Fabrizio Fiore, del Observatorio Astronómico de la ciudad de Roma, quien publicará un informe sobre su investigación en el número del 1 de enero de dos mil ocho de la gaceta “Astrophysical Journal”.

Tagged , ,

Expertos de perú en USA descubren lo que parece ser una estrella ‘gemela’ de nuestro Sol

Por Astro Administrador web el veintiseis de Noviembre de dos mil siete en Espacio Exterior, Investigación, Estrellas 
Conforme se edifican mayores telescopios y se crean mejores sistemas de observación, los científicos prosiguen afanados en encontrar, en algún reservado rincón del universo, un espéculo perfecto de nuestro planeta, cuya lejana luz pueda mostrarnos que no estamos tan solos como semeja. Como no habría vida sin planetas como la Tierra, ni planetas como la Tierra sin su Sol, el descubrimiento de una estrella idéntica a la nuestra, llamada HIP cincuenta y seis mil cuatrocientos noventa y ocho, podría suponer un enorme avance en esta dirección. 

El gemelo del Sol se halla a doscientos años luz de nosotros, y es el astro más similar a nuestra estrella de cuantos se han detectado hasta el instante. Su masa, tamaño, temperatura y composición química son casi iguales, tal como su movimiento orbital en la galaxia. En verdad, sus propiedades físicas apenas se pueden distinguir de las del Sol a través de los presentes métodos de medición. 


La identificación del gemelo solar se ha llevado a cabo tras pesquisar en el catálogo Hipparcus, con más de cien estrellas, y elegir las más convenientes para estudiarlas con más detenimiento. La investigación ha sido llevada a cabo por 2 científicos peruanos: Jorge Meléndez, del Observatorio Stromlo de Australia, y también Iván Ramírez, del Observatorio McDonald, en Texas. 

HIP cincuenta y seis mil cuatrocientos noventa y ocho se halla en la llamada zona galáctica habitable, o sea, la zona de la Vía Láctea que contiene la suficiente cantidad de elementos pesados para entregar sitio a planetas rocosos capaces de cobijar agua y vida. 

Además de esto, y al revés que otras estrellas afines al Sol halladas de antemano, presenta una cantidad parcialmente pequeña de litio, como nuestro Sol. Este último dato podría ser esencial pues se piensa que la escasez de este elemento evita que las estrellas tengan una actividad demasiado intensa y asuelen con sus emisiones de radiación a los planetas de su ambiente. 

Júpiter caliente 

Exactamente la misma investigación asimismo ha dado con otra estrella, HIP setenta y tres mil ochocientos quince, muy afín al Sol, y con una composición baja en litio, si bien este descubrimiento ha quedado en un segundo plano por el gran similar que presentan HIP cincuenta y seis mil cuatrocientos noventa y ocho y nuestra estrella. En todo caso, los científicos estiman que los dos astros deberían tener la máxima prioridad en el programa de busca de inteligencia extraterrestre (SETI, por sus iniciales en inglés). 

Todavía no podemos saber si hay planetas similares a la Tierra orbitando en torno a estas 2 estrellas, mas los nuevos estudios que se están efectuando actualmente no han encontrado en su ambiente ningún ‘hot Jupiter’ (Júpiter caliente), esto es, planetas gigantes y gaseosos ubicados en una órbita próxima. La presencia de estos mundos arruinaría cualquier semejante de aquellos sistemas planetarios con el nuestro, donde los cuerpos rocosos –como la Tierra– se hallan próximos al Sol y los gaseosos –como Júpiter– están considerablemente más lejos. Por este motivo, es una buena nueva –otra más– que no hayan aparecido planetas gigantes en las proximidades de estos 2 gemelos del Sol. 

“No descarto la posibilidad de que planetas afines a la Tierra orbiten estas estrellas”, señaló el día de ayer a este diario Jorge Meléndez desde Australia. Sin duda, la relevancia que tendría localizar un sistema de planetas igual al nuestro trascendería las fronteras del estudio científico de las galaxias. 

“Aparte de la relevancia astrofísica de los gemelos solares, hay otra motivación para procurarlos y estudiarlos con todo detalle: asisten a contestar el interrogante de si el Sol es único o bien no, una cuestión que tiene esenciales consecuencias filosóficas“, conforme apuntan los científicos en su informe técnico, que va a ser publicado próximamente en Astrophysical Journal. 

Ciertas maneras de creacionismo o bien diseño inteligente (teorías que mantienen que el Cosmos se estudia mejor partiendo de la existencia de Dios o bien alguna otra entidad autora) estiman que el Sol es un astro único, diferente al resto de estrellas del universo, lo que sugeriría que alguien debió ponerlo ahí a fin de que brotara nuestra especie. 

Si bien el descubrimiento de HIP cincuenta y seis mil novecientos cuarenta y ocho “no rebate por completo” esta idea, conforme reconoce el propio informe, resulta evidente que sí “puede utilizarse como un razonamiento en su contra”. “Hemos probado que el Sol seguramente no es único, y que hay otras estrellas con composición química y propiedades físicas fundamentalmente identicas a las del Sol”, en palabras de Jorge Meléndez. Visto con nuestros ojos, semeja que el universo nos lo hicieron a la medida, mas quién sabe las extrañas criaturas que habitan bajo el calor de otros soles.

Tagged , , , ,

Eclipse de luna Explosivo

La mayor parte de las personas aprecian los eclipses lunares por su belleza sigilosa en la mitad de la noche. Mas Bill Cooke, el astrónomo de la NASA, los observa por un motivo diferente: ama las explotes.

En la madrugada del martes veintiocho de agosto, la sombra del planeta Tierra cubrirá la faz de la Luna en lo que va a ser un eclipse lunar de una hora y media de duración. En esa obscuridad, Cooke espera poder grabar ciertos destellos de luz —explosiones ocasionadas por meteoroides que chocan contra la Luna y que revientan haciéndose polvo.


“Este eclipse es una espléndida ocasión para observar”, afirma Cooke, quien dirige la Oficina de Medio Entorno de Meteoroides (Meteoroid Environment Office o bien MEO, en idioma inglés), en el Centro Marshall para Vuelos Espaciales. La faz completa de la Luna va a estar en sombras durante más de 2 horas, ofertando de esa manera veintitres millones de quilómetros cuadrados de obscuro terreno como blanco para los meteoroides.

Las explotes lunares no son algo nuevo. El equipo de Cooke ha estado monitoreando la Luna desde finales del año dos mil cinco y ha grabado, hasta el momento, sesenta y dos impactos. “Los meteoroides que chocan contra la Tierra se desintegran en la atmosfera, generando una inofensiva traza lumínica. Mas la Luna no tiene atmosfera, con lo que los ‘meteoros lunares’ siempre y en todo momento hacen colisión contra la superficie”, afirma. Los choques habituales liberan una energía equivalente a cien kg de revienta, y excavan cráteres de múltiples metros de ancho, al unísono que generan estallidos de luz suficientemente refulgentes para poder verlos a una distancia de trescientos sesenta y 2 mil quilómetros, en la Tierra, mediante telescopios comunes.

“Cerca de la mitad de los impactos que vemos tienen origen en lluvias de meteoros comunes, como las Perseidas y las Leónidas”, afirma Danielle Moser, miembro del equipo de la MEO. “La otra mitad son ocasionados por meteoroides ‘esporádicos’ que no están asociados con ningún cometa o bien asteroide en particular”.

Tagged , , ,

La Nasa pronostica tormentas más fuertes

Si bien otros estudios han advertido sobre cambios climáticos en gran escala, como ciclones y sequías más intensos, el nuevo estudio predice que acontecimientos menores como las tormentas eléctricas pudiesen hacerse más peligrosos debido al calentamiento global.

Probablemente los ingredientes básicos para las tormentas abunden considerablemente más en un planeta más caluroso y más húmedo, afirmó el primordial autor del estudio, Tony Del Genio, un estudioso de la NASA. Y, cuando eso suceda, cuidado.


‘Es probable que se generen tormentas eléctricas, ciclones y tornados no solo más fuertes sino más bien con mayor frecuencia’, afirmó Del Genio en una entrevista el día de ayer desde su oficina en el Instituto Goddard para Estudios del Espacio en la ciudad de Nueva York. El ensayo, del que fue coautor, se publicó este mes en la página de internet de la gaceta Geophysical Research Letters.

Otros científicos advierten que este terreno de la investigación climática es demasiado nuevo y complejo para poder estimar este estudio como terminante. Ciertos próximos estudios, no obstante, apuntan en exactamente la misma dirección.

Una combinación única de patrones de geografía y tiempo hacen ya de USA el sitio más favorezco del planeta para los tornados y las fuertes tormentas en la primavera y el verano. La enorme masa de tierra que se calienta en los días de calor, los contornos de los chorros de la corriente de la atmosfera, el viento que viene de las Motañas Rocosas y el aire caluroso y húmedo proveniente del Golfo de México, todo se combina.

Conforme el modelo de computadora de Del Genio, el calentamiento global va a significar que los vientos se moverán más cara arriba y cara abajo que cara los lados. ‘Las consecuencias de esto van a ser más rayos y granizos más grandes’, afirmó.

El Sudeste y el Medio Oeste están en el medio del camino de la mayor parte de estas peligrosas tormentas.

No obstante, el nuevo estudio asimismo predice riesgo para la parte occidental de E.U.. Se advierte que los rayos van a aumentar cerca de seis por ciento en lo que la cantidad de dióxido de carbono –el primordial agente del calentamiento global– se duplica.

Anteriores estudios han mostrado que el Oeste se hará más seco, transformándose en un sitio particularmente peligroso para los incendios forestales. Más rayos significarán más incendios, afirmó Del Genio.

Tagged , , ,

Las coloridas nubes de Rho Ophiuchi

Una belleza con nombre: Rho Ophiuchi (oh’-fee-yu-kee)


Los espectaculares colores de las nubes de Rho Ophiuchi (oh’-fee-yu-kee) destacan los diferentes procesos que allá se dan.

Las zonas azules relucen debido eminentemente a la luz reflejada.

La luz azul de la estrella Rho Ophiuchi y otras estrellas próximas se refleja de forma más eficaz desde esta porción de la nebula que la luz roja.


El cielo diurno de la Tierra semeja de color azul por exactamente la misma razón.

Las zonas rojas y amarillas relucen primordialmente por las emisiones del gas atómico y molecular de la nebulosa.

La luz de las próximas estrellas azules - más energéticas que la refulgente estrella Antares - expulsa electrones fuera del gas, reluciendo cuando estos se recombinan nuevamente con el gas.

Las zonas oscuras son ocasionadas por partículas de polvo - formadas en jovenes atmosferas estelares - que bloquean de forma eficaz la luz emitida desde detrás de ellas.

Las nubes estelares de Rho Ophiuchi, ubicadas delante del clúster globular M4 perceptible sobre el extremo inferior izquierdo, son aun más coloridas que lo que los humanos somos capaces de ver - las nubes emiten luz en todas y cada una de las longitudes de onda, desde las ondas de radio a los rayos gamma .

Tagged , ,