Tagged with misterio universo

Se han encontrado estrellas huérfanas en lo que es la cola de una gran galaxia

Un equipo de astrónomos ha hallado patentizas de la capacitación de estrellas en una larga cola de gas que se desprende de su galaxia materna. Este descubrimiento sugiere que las estrellas “huérfanas” pueden ser considerablemente más frecuentes de lo que se pensaba.

La cola, afín a la de un cometa, fue observada en rayos X por el Observatorio Chandra de la NASA y en luz perceptible por el telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR), en Chile. Con una extensión de más de doscientos cero años luz, su origen se halla en el gas liberado por la galaxia ESO ciento treinta y siete-uno al precipitarse cara el centro de Abell tres mil seiscientos veintisiete, un cluster gigante de galaxias.

Esta imagen compuesta por luz perceptible y rayos X muestra una cola creada al hundirse una galaxia dentro de un cluster, dejando tras de sí material y estrellas en capacitación. Los rayos X (en azul), detectados por el Observatorio Chandra, se extienden unos doscientos cero años luz tras la galaxia, llamada ESO ciento treinta y siete-uno y ubicada en el rincón inferior izquierda de la imagen. Las emisiones de luz por el hidrógeno (en colorado), conocido por los astrónomos como “H-alfa”, y el progresivo de luz perceptible (en blanco) fueron captadas por el telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR), en Chile. La mayor parte de las estrellas de la imagen son objetos ubicados en primer plano y pertenecientes a la Vía Láctea, en tanto que la línea visual cara el lejano cluster galáctico se halla cerca del plano de nuestra galaxia. La imagen muestra asimismo múltiples galaxias del cluster.
Crédito: rayos X: NASA/CXC/MSU/M. Sun et al. Visible: SOAR(MSU/NOAO/UNC/CNPq-Brazil)/M. Sun et al.
Imagen de alta resolución (TIFF).
“Esta es entre las mayores colas observadas hasta ahora”, conforme Ming Sun, de la Universidad Estatal de Michigan y directivo del estudio. “Y resulta que se trata de una fuente enorme de creación, no de destrucción”.

Las observaciones señalan que el gas de la cola ha dado sitio a la capacitación de millones de estrellas. Estimando que la enorme cantidad de gas y polvo que es precisa para el proceso de capacitación estelar acostumbra a encontrarse solamente dentro de las galaxias, los astrónomos consideraban totalmente poco probable que se pudiesen formar grandes cantidades de estrellas fuera de una galaxia.

“Esta no es la primera vez que se observa la capacitación de estrellas entre galaxias”, explicó Megan Donahue, miembro del equipo y asimismo de la Universidad de Michigan. “Sin embargo, el número de estrellas que se está formando en esta zona no tiene parangón”.

Las patentizas de la capacitación de estrellas en esta cola de gas incluyen hasta veintinueve zonas de hidrógeno ionizado que emiten luz perceptible y que se considera procede de las nuevas estrellas. Todas y cada una estas zonas se hallan aguas abajo de la galaxia, en el interior o bien cerca de la cola. Además de esto, cerca de ellas se encuentran 2 fuentes de rayos X, otro rastro de la capacitación de estrellas. Los estudiosos piensan que las estrellas huérfanas se formaron en los últimos diez millones de años.

Las estrellas de la cola de esta veloz galaxia, que se halla a unos doscientos veinte millones de años luz, se hallarían considerablemente más apartadas que la enorme mayoría de estrellas existentes en las galaxias.

“De pacto con nuestros estándares galácticos, podemos estimar que estamos ante estrellas exageradamente solitarias”, aseveró Mark Voit, otro miembro del equipo de la Universidad de Michigan. “Si brotó vida en un planeta de esta zona, seguro que contarían con unos cielos muy oscuros”.

El gas que dio origen a las estrellas huérfanas se apartó de su galaxia materna por la presión inducida por el movimiento de la galaxia a través del gas que a millones de grados domina el espacio intergaláctico del cluster de galaxias. Al final, la mayoría de este gas va a ser arrancado de su galaxia, menguando la materia prima para la creación de nuevas estrellas y deteniendo de forma eficaz la capacitación de más estrellas en la galaxia.

Este proceso puede representar una etapa esencial mas corta de la evolución de una galaxia. Si bien supuestamente poco usuales en el cosmos actual, las colas galácticas de gas y las estrellas huérfanas fueron muy habituales hace miles y miles de millones de años, cuando las galaxias eran más jóvenes y ricas en gas predecesor de estrellas.

Estos resultados van a ser publicados en el número de diciembre de la gaceta The Astrophysical Journal. El Centro Marshall de Vuelo Espacial de la NASA, en Huntsville, Alabama, administra el programa Chandra para el Consejo de Administración de Misiones Científicas de la NASA. El Observatorio Smithsonian de Astrofísica controla las operaciones científicas y de vuelo desde el Centro Chandra de rayos X, en Cambridge, Massachussets.

Por su lado, el telescopio de Investigación Astrofísica del Sur (SOAR) es un proyecto conjunto de la Universidad Estatal de Michigan, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Brasil, la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, y el Observatorio Óptico Nacional de Astronomía.

Tagged , ,